lunes, 30 de julio de 2012

NO ES UN CAMINO FÁCIL

La literatura no es un camino fácil. 
“No os prometí un camino de rosas...”, nos dijeron. Y es cierto. Es un proyecto duro, a veces casi insufrible, descorazonador. Es luchar contra corriente, contra todos los demás y hasta contra nosotros mismos. 
La literatura consigue hasta hacernos dudar de nuestras acciones, girar ciento ochenta grados, probar otra cosa, cuestionarnos lo hecho y vender una y mil veces el alma al diablo. No es un: “qué bonito”, “qué guay”, “me he emocionado tanto...”, “entre todos los haremos todo”. No.
No es un proceso sencillo ni romántico. Al revés, es cruel, doloroso. Pero es nuestro, tuyo y mío, de cada uno. Es nuestra seña de identidad. No queremos otra. 
Si no estuviéramos aquí no seríamos nosotros. Es nuestro rollo, nuestra razón de ser. Nuestra lucha es una carrera de fondo y aquí estamos. Peleando cada día, a cada momento. No tiraremos jamás la toalla. Estamos juntos en esto.


Fernando Riquelme.
Co-director en Página Tres.

3 comentarios:

  1. es lo que nos aporta libertad. nunca tiraremos la toalla.

    ResponderEliminar
  2. Para algunos no es un camino fácil, ni difícil... Simplemente es El Camino, único, ineludible.

    Magníficas palabras, Fernando.

    ResponderEliminar
  3. No duden de las palabras, en realidad son nuestra salvación. Un abrazo muy fuerte y Felicidades! Rosa Serra

    ResponderEliminar