martes, 21 de agosto de 2012

UN BUEN INICIO


Estamos de vacaciones, y en vacaciones no hay nada mejor que disfrutar de lo que más nos gusta. Entre esas cosas está la lectura, así que este verano unimos el placer al trabajo y aprovechamos para adelantar lecturas que tenemos pendientes en la agencia.

Uno de los desencadenantes que despiertan el interés por una historia es el inicio de la misma. Esas primeras páginas harán que el lector se enganche o, por el contrario, desista de su lectura.

Un buen inicio es aquel que en pocas líneas consigue que el lector se haga un montón de preguntas y quiera saber su respuesta. Se trata de plantear el conflicto desde el principio, sin rodeos, sin largas explicaciones; ni tan siquiera un largo resumen sobre la vida del protagonista que puede llegar a cansarnos porque no pasa nada.

El buen inicio es aquel que con brevedad y precisión nos sitúa en un escenario, con un personaje o personajes a los que les sucede algo. Es un juego de artificio que nos mete de lleno en la historia de la que aún no sabemos casi nada, pero que nos engancha.

Podríamos poner mil ejemplos de novelas con buenos inicios, pero seguro que ya os están viniendo a la mente un montón de títulos que os pueden servir de ejemplo.

Y como nosotros también tenemos favoritos os dejamos este de Paul Auster en La Trilogía de Nueva York:

“Todo empezó con un número equivocado, el teléfono sonó tres veces en mitad de la noche y la voz al otro lado preguntó por alguien que no era él. Mucho más tarde, cuando pudo pensar en las cosas que le sucedieron, llegaría a la conclusión de que nada era real excepto el azar.”


Tenerlo presente al comenzar a escribir vuestras historias, merece la pena dedicar tiempo a plantear un buen inicio

Os deseamos unos muy "Buenos Inicios".

Fernando Riquelme y Piluca Vega

3 comentarios:

  1. Comparto plenamente estas ideas.
    Espero que estéis pasando unos estupendos días de descanso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un buen inicio: "Emaús" de Alessandro Baricco.

    ResponderEliminar
  3. ...empezar un libro con un mal principio es como empezar un viaje y que te pierdan las maletas... ya tienes mal rollo nada mas salir...

    ResponderEliminar